Dibarcafé está presente en momentos llenos de emoción. Y esto es algo muy potente, algo que nos llena de optimismo.
Empezamos hace más de 100 años con la inquietud de hacer un café de altísimo nivel, y hoy nos mueven las ganas de mejorar cada día para estar presentes en el tuyo.

Inquietud. Emoción. Carácter.